Medidas para el ahorro

Ahorro

Hay medidas de ahorro que tienen una incidencia directa en la economía doméstica. Las primeras son las que tienen que ver con la energía. Las lámparas led, de bajo consumo o fluorescentes, que consumen hasta seis veces menos, son de las primeras medidas recomendables. “Las bombillas incandescentes y las halógenas, además de gastar más, calientan el ambiente, lo que no interesa nada en verano”, dice la escritora Irene Gelpí. Si vamos limpiando periódicamente estas lámparas de bajo consumo (cuando sean fríos, claro), iluminarán siempre con su potencia, porque a menudo el polvo puede hacer disminuir la capacidad hasta un 50% menos.

Para ahorrar en la factura de la luz, Gelpí lo explica claramente: “Acuérdate de apagar los aparatos eléctricos cuando no los esté utilizando, no los deje en reposo para que continúen consumiendo”. Y es que constituyen hasta un 15% de la factura eléctrica. Aún más, continúa Gelpí en el libro Ahorra, es gratis , “el reposo de los electrodomésticos y los cargadores de baterías enchufados gastan tanta energía como una nevera de clase A para una familia de tres personas en un año”.

Pequeñas actuaciones

Gelpí insiste. “No deje los cargadores, alimentadores o transformadores (móviles, baterías de cámaras, ordenadores, etc.) enchufados una vez los aparatos ya estén cargados para que continúen consumiendo electricidad”.

Uno de los consejos efectivos es utilizar regletas múltiples con interruptor, “porque es muy útil a la hora de dejar completamente apagados todos los electrodomésticos que tenga enchufados”.

Si utiliza el ordenador, el consejo es el siguiente: “Si no la ha de usar durante más de media hora, apáguelo; para las pausas cortas, desconecte la pantalla, que es la parte que consume más energía “. Otro consejo básico, “el salvapantallas de ordenador de menos consumo es el de color negro”.

Para calentar el ambiente, la primera recomendación “es aislar bien la casa (puertas, ventanas, techo, suelo, paredes), ya que permite reducir el uso de la calefacción en invierno”. Según Gelpí, el ahorro puede ser de entre un 50% y un 80% de energía. “Vale la pena, pues, pensar en la instalación de una doble ventana o un doble vidrio y colocar placas aislantes en el techo, el suelo o en las paredes”.

SI quieres saber cuanto tienes de ahorro en la precalificacion infonavit puedes seguir estos sencillos pasos.

A la hora de utilizar aparatos como el lavavajillas, Gelpí sugiere detener el programa cuando comience el secado por abrir la puerta y dejar que el contenido se seque. “También ahorrará si controle periódicamente los niveles de los depósitos de sal y abrillantador, porque reducen el consumo de energía”, dice.

El agua es otro factor de la casa que puede hacer crecer la factura mensual. Para empezar, Gelpí recomienda los aireadores, “que se colocan a la salida de todos los grifos de la casa”. Y es que “pueden reducir el gasto de agua en un 50%”. Es decir, que al cabo de un año “puede significar un ahorro de cerca de 400 euros”. En Cataluña hay ayuntamientos que llegaron a regalar aireadores, de tan importantes que son. Por supuesto, “hay que evitar que los grifos goteen”. “Un grifo que pierda una gota por segundo puede perder hasta mil litros de agua al mes”, dice.

La higiene

Para continuar, Irene Gelpí añade, con respecto al ahorro, que siempre es mejor ducharse que bañarse. Si es más de uno a casa, conviene que se duche uno tras otro, porque cuando el segundo entra en la ducha, el agua ya sale caliente y así se ahorra agua y energía; si tiene niños en casa, ducharse o bañarse todos juntos; cerrar siempre el grifo mientras se enjabonéis las manos, la cara, los dientes, os afeitéis o se duche; instale cisternas de inodoro con doble descarga ( “Se puede ahorrar hasta un 50% de agua”); no utilice el inodoro como papelera, poner una en el baño.

En cuanto al cuidado personal, la dietista-nutricionista explica trucos, de toda la vida, que evitan la compra de mil y un productos. Así, para conseguir que los codos queden suaves, explica: “Frotar con un limón, puede aprovechar la cáscara de un limón que haya exprimido”. Para hidratar la piel no hay nada mejor que el aceite de oliva; para blanquear los dientes, cepillar las de vez en cuando con bicabornat; para conseguir unos tacones suaves, raspar os toda la zona con las uñas después de la ducha y luego póngase en ellas aceite.

Las cremas hidratantes, en lugar de comprarlas, se pueden hacer en casa, y por eso Gelpí explica recetas en el libro para hacerlo según el tipo de piel de cada persona. Incluso también da, de recetas, para crear champús para el cabello. “El anticaspa se hace con 50 ml de aceite de oliva; 10 gotas de aceite esencial de romero; 10 gotas de aceite esencial de lavanda y 10 gotas de aceite esencial de árbol de té”. Se mezclan bien todos los ingredientes en un frasco y se aplica en el pelo con un masaje suave.

Por último, a la hora de lavar la ropa y de eliminar las manchas, la autora de Ahorra, es gratishace saber que las manchas de tinta se sacan con leche; las de vino tinto, con jabón líquido de platos; las de aceite, con una capa de polvos de talco; las de bolígrafo y rotulador, con zumo de limón, y las de sangre, dejando la prenda en remojo en agua fría durante toda una noche.

Para limpiar la casa, concretamente los cristales, para los que en el mercado hay mil y un productos, Gelpí concluye que lo más eficiente es una cebolla cortada por la mitad, que se frota por el vidrio, y luego se acaba de limpiar con agua con jabón de platos. Los cristales se secan a la perfección con papel de periódico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *